Energías renovables

Existe un gran número de ayudas y subvenciones con el fin de reducir el coste final de la instalación de placas solares. Algunas ayudas son calculadas sobre el precio de la instalación, aplicándose sobre un tanto por ciento del total de la inversión y, otras, son calculadas basándose en los impuestos del estado a nivel municipal. Por eso, las ayudas se actualizan y cambian constantemente, pero, básicamente, se dividen en tres ayudas posibles:
–          Reducción del IBI (impuesto sobre bienes inmuebles)
–          Reducción del ICIO (impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras)
–          Deducción del IRPF (en el impuesto sobre la renta)
–          Subvenciones autonómicas
Si decides trabajar con nosotros, nos encargaremos de conseguir el máximo porcentaje de ayuda disponible para tu instalación fotovoltaica según tus condiciones, sin que tú tengas que preocuparte por nada. Aseguramos una instalación totalmente íntegra y legalizada con todas las bonificaciones posibles. Si necesitas resolver dudas, contacta con nosotros y podremos ofrecerte una visión completa de todo lo que tienes disponible y haremos lo posible para que puedas recuperar tu inversión lo más rápido posible.

Para llevar a cabo una instalación fotovoltaica lo más importante es que el propietario de la vivienda solicite una serie de permisos que son obligatorios como, por ejemplo, una memoria técnica y un permiso de obra, un permiso para empezar a utilizar la energía solar.
Si decides trabajar con nosotros, nos encargaremos de aclararte todas tus dudas y ayudarte a tramitar todos los permisos necesarios para llevar a cabo tu instalación fotovoltaica sin que tú tengas que preocuparte.